El jueves 4 de abril, el presidente de la Asociación por una España Federal (AEF), Nicolás Sartorius pronunció una conferencia en la Universidad de Castilla La Mancha en Albacete bajo el título “La democracia española y el proyecto de un Estado Federal”. El acto, que iba a celebrarse en una de las salas de la Facultad de Derecho, tuvo que trasladarse al Aula Magna, para dar cabida a las más de trescientas personas asistentes, especialmente alumnas y alumnos de la facultad.

Nicolás Sartorius fue presentado por la profesora Mari Luz Martínez Alarcón, que señaló su condición de escritor y abogado, además de gran analista de la realidad política y social española. “Nicolás Sartorius, autor de numerosos libros y ensayos, fue uno de los artífices de la transición a la democracia y un actor importante en el proceso de elaboración de la Constitución Española; por eso es un honor contar con su presencia en la Universidad de Castilla La Mancha”.

Antes de la intervención de Sartorius, tomó la palabra el catedrático de Derecho Constitucional, José Luis García Guerrero, que destacó la necesidad de que el proyecto federal atienda a la demanda de pluralismo y autogobierno de la sociedad española. “El principio dispositivo de nuestra Constitución es un principio dinámico y puede permitir su adaptación a la corriente histórica del federalismo”, indicó.

Intervención de Sartorius

El Presidente de la AEF, Nicolás Sartorius comenzó su intervención agradeciendo a la Universidad de CLM su invitación a participar en esta conferencia y su satisfacción por la asistencia registrada, un mérito de los organizadores, tanto de la Universidad como de la Asociación de Federalistas de Castilla La Mancha en Albacete. Sartorius destacó la tendencia habitual en la historia reciente de recurrir a un centralismo férreo en tiempos de dictadura y una mayor tendencia a la descentralización del Estado en democracia. “Se dice con frecuencia que España es cuasi un Estado federal, pero en la vida no se puede ser siempre “cuasi algo”, alguna vez tenemos que ser algo”, advirtió.

Nicolás Sartorius se hizo eco del descontento generalizado que se observa en la mayoría de las comunidades autónomas con la financiación autonómica y la distribución de algunas competencias, descontento que también expresa el propio Gobierno. “Una propuesta federal debería conducir a un acuerdo institucional para proceder a un cambio normativo que haga más sólida y eficaz la financiación de las CCAA. No puede ser que llenemos el Tribunal Constitucional de recursos, convirtiéndole de hecho, en una tercera cámara”.

Especialmente crítico fue el presidente de la AEF, con la generalización de las relaciones bilaterales entre las CCAA y el Gobierno de España. “Una peligrosa deriva hacia el confederalismo, denunció Sartorius, donde todo el mundo reclama lo suyo mientras se niega un proyecto común de país, un proyecto común de España. Es imprescindible, en este sentido, hacer compatible la voluntad de reforzar el autogobierno en las CCAA y la lealtad institucional en ambas direcciones”. 

En otro momento de su intervención, Nicolás Sartorius recordó la fuerte transformación del Estado español con nuestro ingreso en la Unión Europea, un cambio fundamental que no pudo recoger la Constitución Española de 1978, dado que el Tratado de Adhesión se firmó el 12 de junio de 1985 y la integración efectiva el 1 de enero de 1986. “España ya no es un Estado nacional tradicional, es un Estado Eurohispano, si tenemos en cuenta que el 60 por ciento de las decisiones que afectan a la ciudadanía de nuestro país se acuerdan en Bruselas”, manifestó. 

Nicolás Sartorius, consciente de la imposibilidad en la actual coyuntura  de un amplio consenso político e institucional para reformar la Constitución en sentido federal, abogó por “un camino sensato para la federalización de España, consecuencia lógica de la profundización del Estado autonómico, que consistiría en pactar una nueva política de financiación, convertir el Senado en una verdadera cámara territorial, avanzar, por ejemplo, en un  renovado diseño de la comunicación y el transporte de nuestro país más diverso y menos dependiente de Madrid, una mayor descentralización de la oferta cultural y nuevos pasos, como los que ya sen ha dado, en la fijación de sedes de organismos estatales en ciudades distintas a la capital de España”.

En los últimos minutos, distintas intervenciones de las/os asistentes, pusieron sobre la mesa debates de actualidad como el referéndum de Catalunya, el llamado derecho de autodeterminación o la importancia de las políticas sociales en cualquier proyecto de cambio constitucional. Sartorius fue rotundo en su respuesta: “en un mundo democrático y globalizado no cabe el derecho de autodeterminación que, además de anticonstitucional esconde una posición reaccionaria –qué hay de lo mío, ignorando las políticas de igualdad y solidaridad-; por eso el lema de nuestra Asociación, subrayó Sartorius, es Por una España Federal en una Europa Federal.  Deben saber los independentistas catalanes que salirse de España es salirse de Europa” unas palabras con las que se dio por finalizado el acto.