Alberto López Basaguren: El dilema Gladstone

El sistema autonómico precisa una reforma que no caiga en las propuestas partidistas, sino que sume un amplio consenso, y evite las medidas puramente coercitivas como la solución a los problemas

Estatua de William Ewart Gladstone, Albert Square Manchester. Fuente: Matt Harrop

«Los países con profunda diversidad interna han encontrado y garantizado la paz política cuando han optado por un sistema federal y han acertado al combinar una profunda y amplia autonomía con el establecimiento de los instrumentos de integración adecuados para garantizar la estabilidad política.

Nuestro sistema autonómico tiene importantes defectos y limitaciones en ambos aspectos. Ha permitido despejar las incógnitas básicas que históricamente España había sido incapaz de resolver, pero, si quiere garantizar su viabilidad futura, debe encauzar adecuadamente los problemas que han aflorado en su desarrollo. Hay que mejorar la autonomía —con, entre otros, un sistema de financiación más equitativo que asegure la suficiencia— y los instrumentos de integración que garanticen la estabilidad, porque están ausentes o defectuosamente configurados».

Lee el artículo completo en El País

Deja un Comentario

Tu email no será publicado.